El muchachito no se lo podía creer. Se le había estropeado su portatil y usó sin permiso el ordenador de su madre. Vaya sorpresa se llevó cuando encontró alli una carpeta oculta con vídeos porno donde la protagonista era ¡ella, su propia madre!. Y lo peor no era eso. Salía en los vídeos dando pajas a uno que no era su padre. Le llamaba Jhon y su padre se llama Frank.

Peo de tal palo tal astilla. Una vez que se recuperó del susto se dió cuenta que estaba empalmado. Ver a su madre dar pajas co esa maestría le daba mucho morbo y todavía sigue masturbándose viendo a su madre follar con otros tíos que no son su padre.

 



 
Para más vídeos de  sexo extremo PULSAR AQUÍ

 
  • Términos de busqueda relacionados: