Lily Thai tiene un percance mientras rueda una escena con dos tíos: le ha dado un achuchón y está a punto de… ¡cagarse!.

El director y el cámara corren para que no se eche a perder su querido decorado.

Aún así la verdadera estrella de esta película no es ella, sino los tíos con los que iba a rodar. El de la izquierda sigue a lo suyo, dándole a la zambomba, como si la escena le pusiera. Y el de la derecha, bueno…su expresión facial no tiene precio.

 

  

 

  • Términos de busqueda relacionados: