Camaras ocultas. Un matrimonio maduro le hace pasar a un albañil el mejor día de su vida. El tío está subido en el andamio, luciendo la fachada y enfrente está una ventana. De pronto aparece una mujer desnuda, entrada en años pero aún apetecible y le dice que si le gustaría tocarla el coño. El albañil ni se lo piensa. Mete la mano y empieza a sobar a la madura que se corre de gusto teniendo esas maños llenas de callos tocándola el chocho que se lo ha depilado para tal ocasión. Lo que el albañil no sabe es que el marido está tras el cristal también, grabando la escena de lo puta que es su mujer. Hay que ser cornudo, cornudo…

 

 

Para más vídeos de  sexo extremo PULSAR AQUÍ

 

  • Términos de busqueda relacionados: